Muerte de Francisco de Paula Santander (II)

Homenajes Póstumos

Muy variados han sido los reconocimientos para rendir homenaje póstumo al “Hombre de las Leyes”, el General Francisco de Paula Santander. Entre esas expresiones se encuentran en el nombre de instituciones educativas: la escuela más importante de la Policía Nacional de Colombia se llama Escuela de Cadetes de Policía General Santander, los nombres de dos departamentos, de parques, condecoraciones especiales, y muchas otras, como su imagen en los billetes de Colombia de varias denominaciones.

Casa Museo. La casa en Villa del Rosario donde nació el prócer de nuestra independencia General Francisco de Paula Santander el 2 de abril de 1792, y donde vivió sus primeros años de vida, es una Casa Museo.

En 1821 el General Francisco de Paula General Santander, siendo Vicepresidente de la Gran Colombia, se albergó en su Casa Natal,. En la actualidad es la Casa Museo Santander, que fue declarada Monumento Nacional mediante la Ley 164 del 30 de Diciembre de 1959. Ahora funciona la Academia de Historia.

Nombres de Departamentos. Hay dos departamentos en Colombia que llevan el nombre de Francisco de Paula Santander:

Departamento Norte de Santander. Sitio del nacimiento del Hombre de las Leyes, en Villa del Rosario de Cúcuta.

Fue creado como Departamento mediante la Ley 25 de julio 14 de 1910, siendo su capital Cúcuta.

 

Departamento de Santander. Al sur del Departamento de Norte de Santander se encuentra el Departamento de Santander, cuya capital es Bucaramanga, recibió su nombre en honor al Hombre de las Leyes.

 

 

 

En 1862 se convirtió en Estado Soberano y en 1886, según la Constitución Política de Colombia de 1886, en Departamento.

 

Estatua Santander en Cúcuta. La estatua se encuentra en el Parque La Gran Colombia en la ciudad de Cúcuta, la capital del Departamento de Santander. La estatua, que mide 9 metros de altura, fue confeccionada en bronce en Hamburgo, Alemania, e inaugurada el 7 de agosto de 1893.

Estatua Parque Santander en Bogotá. En el centro de la ciudad capital de Colombia, Bogotá, se encuentra el Parque Santander, y engalanando el sector se encuentra la Estatua dedicada al General Francisco de Paula Santander. De igual manera hay muchos parques con su nombre en diferentes ciudades del país.

Estatua de Francisco de Paula Santander. Localizada en el Parque Santander en el barrio El Prado de Barranquilla, establecida con motivo del Centenario del Nacimiento del General Santander. La estatua fue fundida en París. Y colocada en 1922. Es un monumento significativo en la ciudad de Barranquilla, capital del departamento de Bolívar.

Palacio de Justicia de Colombia. Palacio localizado en la ciudad de Bogotá, D.C. , tiene una manifestación de reconocimiento al Autor de Orden Legal en Colombia: Pensamiento Civilista: «La espada de los Libertadores tiene que estar de ahora en adelante, sometida a las Leyes de la República”.

En el Palacio de Justicia se encuentra una de las frases más famosas del General Santander: “Colombianos, las armas os han dado la Independencia, las Leyes os darán la Libertad. Santander”.

Busto de Santander en Ocaña. En el municipio de Ocaña, sede de la Convención de Ocaña ocurrida entre el 9 de abril y el 10 de junio de 1828, se encuentra un busto del general Santander en un pedestal, situado en el Parque 29 de Mayo o parque Santander o Parque Principal de Ocaña.

Un comentario en “Muerte de Francisco de Paula Santander (II)”

  1. Antonio López Jurado dice:

    Es difícil dimensionar la importancia de Santander en la conquista de la Independencia. Creo que sin su aporte no se habría logrado el proceso que comienza en los Llanos y termina con la Batalla de Boyacá. Sería bueno rescatar la importancia de Tame bautizada como Cuna de la Libertad porque ese es el punto de partida. Pero no porque sí, sino porque, bajo la dirección de ese joven de veinte años se formó un ejército libertador. No un montón de llaneros dispuestos a luchar, aguerridos, sí, pero desordenados. Formó un ejército. La diferencia no es cualquier cosa. Es que disciplinar a los llaneros, tan amantes de la libertad, no fue tarea fácil. No le obedecían a cualquiera, menos a alguien que fuera un citadino, menos a un jovenzuelo. ¡Qué tanto habrá tenido que demostrar a esos llaneros! Solo así se convirtió en su jefe. Bien por valorar a Francisco de Paula Santander.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *