Emisión postal: “José Francisco Socarrás Colina 1906 – 1995. Orgullo Afrocolombiano”.

Socarras1 Socarras2 José Francisco Socarrás Colina, nació en Valledupar, Departamento del Cesar, Colombia, el 5 de noviembre de 1907.

Se graduó como médico en la Universidad Nacional de Colombia en 1930, siendo su tema de tesis de grado el Psicoanálisis, campo en el cual es considerado como el Pionero en Colombia.

Entre 1946 y 1950 realizó especializaciones en psiquiatría, neurología y psiquiatría infantil, en París, Francia.

Fue Miembro adherente de la Sociedad Francesa de Psicoanálisis, cofundador del Instituto Colombiano del Sistema Nervioso, presidió la Sociedad Colombiana de Psicoanálisis y actuó como secretario de la misma durante varios períodos en la década de los años sesenta.

Por más de cincuenta años ofreció distintas cátedras relacionadas con su especialidad en las Universidades Nacional de Colombia, Javeriana, Libre y Externado de Colombia.

En el Gobierno de Enrique Olaya Herrera fue encargado de darle un cambio al sistema educativo. Fue fundador de la Normal Superior y ejerció la Rectoría de es institución desde 1937 hasta 1944, donde impulsó espacios para la mujer profesional.

En política llegó a la Cámara de Representantes donde tuvo también una posición abierta y de avanzada. Asistió en París a la instalación del Consejo Mundial de la Paz, en 1945, junto a otros dos destacados personajes colombianos: Gerardo Molina y Mario Latorre.

En 1935 redactó el Código de Instrucción Pública del Magdalena; en 1945 fue coautor del plan de estudios para bachillerato y en 1947 fue autor de la ley que creó el Ministerio de Salud.

Como historiador sus temas incluyen héroes y personajes de su región, e historia de la educación.

Fue autor durante 21 años de la columna semanal «Salud Mental» de El Tiempo, teniendo como tema central el hombre colombiano, la tierra, las etnias, las culturas, sus potencialidades, sus carencias y su problemática.

Perteneció a la Academia Colombiana de Medicina, Academia Colombiana de la Lengua y Academia Colombiana de Historia, donde recibió los más altos reconocimientos que otorga el gobierno nacional en el área de la educación.

Socarrás Colina murió en Bogotá, Colombia, el 23 de marzo de 1995.

Para hacer un merecido reconocimiento a este humanista colombiano que además de político y orador, fue líder estudiantil, periodista y escritor, filósofo e historiador, médico psiquiatra y educador, el Gobierno de Colombia, por intermedio del Ministerio de Tecnologías de la información y las Comunicaciones autorizó una emisión postal denominada “José Francisco Socarrás Colina 1906 – 1995. Orgullo Afrocolombiano”, mediante Resolución Nº 807 del 12 de mayo de 2016.

Acto protocolario. El acto protocolario del lanzamiento de la emisión postal “José Francisco Socarrás Colina 1906 – 1995. Orgullo Afrocolombiano”, se realizó el 18 de mayo de 2016, en el Salón Elíptico del Capitolio Nacional, en la ciudad de Bogotá, D. C., Colombia.

La emisión. La emisión postal “José Francisco Socarrás Colina 1906 – 1995. Orgullo Afrocolombiano” consta de 3275 hojas bloque numeradas, para un total de 13.100 estampillas, además de la carpeta, el boletín informativo y el sobre de primer día.

La hoja bloque. La hoja bloque, numerada, contiene 4 estampillas.

Socarras3Las estampillas. Las estampillas, de forma redonda, de 40 mm, en policromía más una tinta especial fluorescente invisible, en papel Truwhite y goma PVA, tienen un valor facial de $ 10.000.

Las estampillas tienen como ilustración la imagen del homenajeado, con base en la pintura al óleo del maestro Juan Vicente Bernal

La diagramación estuvo a cargo de Mónica Marcela Vargas.

Socarras4El sobre de primer día. Se imprimieron 850 sobres numerados de primer día, siendo el 18 de mayo de 2016 el día de la emisión y matasellado en la ciudad de Bogotá, D.C., Colombia.

5 opiniones en “Emisión postal: “José Francisco Socarrás Colina 1906 – 1995. Orgullo Afrocolombiano”.”

  1. Herman Cudris Castañeda dice:

    Con esos precios que le están poniendo a los sellos terminarán con el correo y con la filatelia colombiana.

  2. No encuentro razón para EXPLICAR en la estampilla que se trata de un personaje AFROCOLOMBIANO. ¿será algún remordimiento de la conciencia oficial por lo ignorados que han sido nuestros valiosos personajes NEGROS en la historia nacional ?.

  3. Reciba nuestro cordial saludo y agradecimiento por su dedicacion y deferencia para con nosotros, estimado Sr. Gerardo. Es muy grato saber que, a pesar de la «sequia» en la filatelia colombiana, aún quedan filatelistas de corazón que persisten en este bello pasatiempo.
    Atentamente,
    Jorge Cardona

  4. Antonio López Jurado dice:

    Qué bueno que se destaque la labor de los pioneros. Felicitaciones.

  5. Una vez más gracias por su tarea culturizante!
    Tengo claro que a través de la filatelia podemos trabajar la identidad de las poblaciones y su amor por sus regiones generando motivos de orgullo y reconocimiento por personas y eventos realizados que deben ser emulados por las generaciones futuras.
    Gracias Sr. Lápez Jurado.
    Raúl Montoya

    «La historia de los pueblos es cierta sólamente cuando ha sido aceptada por las generaciones posteriores»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *