Skip to content


Nociones de filatelia: 24. La Tarjeta máxima

La tarjeta máxima es un recurso filatélico, en la mayoría de los casos de una belleza extraordinaria y extremadamente útil para los coleccionistas temáticos; se puede utilizar en las colecciones a nivel personal, así como en exposiciones a nivel tanto competitivo como no competitivo.
El coleccionismo de Tarjetas Máximas recibe la denominación de Maximofilia.

La tarjeta máxima tiene la capacidad de ilustrar motivos que con estampillas no es posible hacerlo, por el simple hecho de que no existen para ilustrar esos motivos.

La tarjeta máxima, conocida en inglés como maximum card, en alemán como maximumkarte, en italiano como cartolina, en portugués como cartao máxima y en francés como carte maximum, es más que una simple tarjeta postal a la cual se le haya colocado una estampilla y se le haya realizado la obliteración o la cancelación.

De forma un tanto general se puede decir que la tarjeta máxima se compone de tres elementos fundamentales: la estampilla, la tarjeta postal ilustrada, y  la cancelación o matasellos.

Debido a que los Servicios Postales de Colombia no emiten Tarjetas Máximas y por tanto los filatelistas temáticos estamos privados de este recurso filatélico, vamos a utilizar como ejemplo para instruir este caso en las Nociones de Filatelia una tarjeta máxima de Nueva Zelanda, que cumple con todos los requisitos para ser considerada como tal: por el anverso la tarjeta postal que muestra a la orquídea Dendrobium cunninghamii, conocida como Lady`slipper, único Dendrobium en Nueva Zelanda y en la parte más al sur del mundo; la estampilla de la orquídea y un matasellos, y por el reverso, el espacio dedicado al mensaje.
Según los actuales reglamentos de la Maximofilia, cada uno de estos tres elementos deben reunir algunos requisitos obligatorios:

La estampilla: debe estar en perfecto estado; debe tener validez postal, esto es poder de franqueo; debe ser adherida únicamente por el lado de la ilustración de la tarjeta y debe colocarse solamente una estampilla por tarjeta.

La Tarjeta Postal: la ilustración debe cubrir al menos el 75% de la superficie;  debe presentar la mejor concordancia posible con el motivo de la estampilla; debe tener un tamaño máximo de 12 x 17 cm.
Si bien el motivo de la tarjeta debe de tener la mayor concordancia con la estampilla, en ningún caso debe mostrar una reproducción exacta de la estampilla con la que se pretende confeccionar la tarjeta máxima. Está totalmente prohibido empequeñecer el tamaño de las postales mediante el recorte de las mismas.

La cancelación: la ilustración y el lugar de la cancelación debe tener relación directa con el motivo de la estampilla y la ilustración de la tarjeta; se debe aplicar un único matasellos, y debe tener como partes totalmente legibles tanto la oficina postal donde se cancela como la fecha y el matasellos debe unir la estampilla con la postal.

Para ilustrar la importancia de las tarjetas máximas en una colección, en lo que se llama como hemos dicho la Maximofilia, vamos a utilizar la colección que tiene por título Medios de Transporte. Esta colección pertenece a un amigo de Afitecol, Ernani Rebello, miembro de la Associação Filatélica e Numismática de Santa Catarina, Brasil, quien amablemente ha permitido que su Colección pueda se vista y analizada por todos los que visiten esta página.

Hay que lamentar en esta ocasión el escaso interés que tanto ahora como antes han demostrado los Servicios Postales de Colombia para emitir este recurso filatélico: las tarjetas máximas.  Pero consideramos podría ser una buena oportunidad de hacerlo en la programación que se realice el próximo año para conmemorar los 200 años de nuestra independencia.
Esperamos que todo esto cambie en bien de la filatelia y principalmente de los filatelia temática.

Escrito en Nociones de filatelia.


13 Respuestas

Siga la discusión, suscríbase a RSS feed para los comentarios sobre esta entrada.

  1. Osmany Santos comenta

    Es un material filatélico que lamentablemente, no es emitido por algunas administraciones postales y no todos tenemos claridad de como debe ser una TM acorde a los requerimientos oficiales de la FIP. Algunos se animan a ellos mismos elaborarlas. Tengo un conocido de Hong Kong que las hace de manera magistral sobre aves, quizás sea una de las solcuiones para tenerlas en nuestras colecciones. Gracias por el artículo, amigo Gerardo, otra vez nos esclareces el camino con tu sabiduría…
    Osmany

  2. Daniel González comenta

    Estimados amigos y colegas: filatelistas TODOS. Como jurado regional y aunque mi especialidad no son precisamente las tarjetas máximas, me permito puntualizar algunas cosas aprendidas de mi buen amigo NESTOR FERRÉ, Jurado FIP de FILATELIA TEMÁTICA:
    1.- La tarjeta base debe estar impresa tiempo antes de que la estampilla sea puesta en circulación.
    2.- Las tarjetas máximas oficiales no son las más apreciadas en las exposiciones porque son un producto filatélico más de los que produce el correo, preparadas exprofeso para la ocasión y son impresas simultáneamente a la estampilla.
    3.- LA TRIPLE COINCIDENCIA: la tarjeta máxima, para serlo debe tener motivo coincidente en la tarjeta, sello y matasellos y no es necesario que las ilustracions sean exactamente iguales.
    Con esto creo complementar de alguna manera el texto que ya se ha publicado.

  3. Mario López comenta

    Muy interesante esta informacion. Muchas gracias.

  4. Ernesto López comenta

    Felicitaciones. Muy bueno el sitio. Yo siempre busco material relacionado con bibliotecas. Si alguien tiene algo podemos hablar, soy un bibliofilatélico

  5. Ernani Rebello comenta

    Estimados amigos,
    ès muy importante que esa modalidad de colecionismo sea amplamente divulgada para que tengamos mucho mas adeptos.
    Soy imensamente agradecido ao amigo Gerardo por escrebir eso texto y por esa oportunidade de divulgar mi modesta colección y coloco-me a disposición de todos los interessados para otras informaciones.
    Acá en Brasil, la administracion postal también no emite las tarjetas para todas las emissiones de sellos. Solamente para algumas pocas.
    La maioria de nuestras piezas son elaboradas pelos próprios colecionistas.

  6. Alejandro Vignieri comenta

    Muy interesantes los datos suministrados acerca de la Maximofilia !!!. Lamentaablemene, tampoco en República Dominicana el Inposdom ha confeccionado este tipo de producto filatélico. Más bien esos productos son prolíficos en Europa, donde existe una verdadera vocación para el cultivo de la filatelia, en sentido general.

  7. Jorge Barbero comenta

    Hola amigo. Muy interesante la nota sobre las TARJETAS MAXIMAS. Sin dudas una muy linda y atractiva rama de la filatelia, de la cual soy un entusista cultor desde hace varios años. Nuestro país ha emitido muchas tarjetas y continúa haciéndolo en la actualidad, al igual que sobres pre-franqueados, con valor filatélico- y muy codiciados.
    Si le interesa podemos conversar del tema y también intercambiar algún material.
    Cordiales saludos.

    Jorge Barbero
    Córdoba-Argentina

  8. Carlos Dalmiro Silva Soares comenta

    Meu amigo:
    Conheci seu site através do boletim do Grupo Podium.
    Parabéns pela iniciativa.
    Por favor visite o meu.
    Feliz Páscoa
    Carlos Dalmiro Silva Soares
    Filatelista Temático

  9. Vittorio Esposito comenta

    Estimado Amigo Ernani: Quero expressar aqui os meus mais efusivos parabéns pela brilhante apresentação
    Maximo Filatélica pois esse maravilhoso e pertinaz trabalho nos traz os mais altos enlevos de admiração e determinação na confecção dos mesmos, proporcionando-nos a enviar-lhe os nossos mais altos encômios.
    Abraços desde Ubá(MG), terra de Ari Barroso, o grande compositor de «Aquarela do Brasil»
    Vittorio Esposito

  10. Francisco Velázquez comenta

    Amigo filatelista:
    Ha sido un placer leer su artículo sobre maximofilia en la web de AFITECOL. Me gustaría reproducir una parte o incluso si usted quisiera escribir un artículo para nuestra revista APUNTES DE MAXIMOFILIA, estaría encantado.
    Un cordial saludo.
    Francisco Velázquez
    Vicepresidente de ASEMA (Asociación Española de maximofilia) y director de APUNTES DE MAXIMOFILIA

  11. Juan Diego Uribe comenta

    Señores:
    Acabo de conocer su sitio en la web por cortesía del Presidente del Club Filatélico de Medellín.
    Los felicito. Ánimo.
    Muy útil para los filatelistas, en especial los de fuera de Bogotá dadas las dificultades para estar enterados de las emisiones en nuestro país, y las mayores para adquirir las novedades ante la inexistencia de una política de ventas para fuera de la capital por las “autoridades responsables”.
    (Y después en esa ciudad se preguntan por qué nos duele el centralismo……)
    Cordial y respetuoso saludo,
    Juan Diego Uribe A.
    Economista Industrial
    Medellín

  12. Luis Peris comenta

    Señor Gerardo: muy complacido en la lectura de su página WEB. Expléndida la coleccción de Transporte del Señor Ernani.
    Que los Correos oficiales no emitan Tarjetas Máximas no hay razón para que nosotros no podamos realizarlas (comprando las postales) es más, es lo mejor y es muy gratificante y más apreciable, salvo que existan disposiciones prohibitivas al respecto.
    También quisiera puntualizarle, que ha sido modificado el articulado de las dimensiones de la tarjeta postal y del porcentaje de la ilustración.
    Saludos.

  13. Jose Quintana comenta

    Igual sucede en Nicaragua, no se emiten Maxima Postal. Creo que el verdadero valor de colección de estas piezas radica en el hecho mismo de su confección por el propio coleccionista quien, con su ingenio la convierte en una pieza de arte única. Soy nuevo en esto pero lo veo estupendo aunque, lo dificil, es cuadrar que las postales sean de circulación precedente a la estampilla y más aun cuando -las postales- son de origen particular (fotografos y otros) y no solo impresas por la empresa de correos.



Puede utilizar algo de HTML

o, responda a esta entrada via trackback.

Subscribe without commenting