Skip to content


Nociones de Filatelia: 48. La estampilla como elemento filatélico

Una definición de la Estampilla como elemento filatélico, acordada entre todos los países miembros de la Unión Postal Universal, establece que “la Filatelia constituye la base de una actividad económica reconocida mundialmente y que proporciona a quienes las coleccionan momentos de gran satisfacción personal más allá de amalgamar el natural afán por formar una colección, valiosa o no, con el placer intelectual que significa demostrar conocimientos, disciplina y preocupación estética”.

La estampilla, la base de la Filatelia, posee una información valiosa que es preciso identificar para no confundirla con otros materiales que podrían llegar a parecerse y que puede ocasionar problemas cuando se presentan por ejemplo en una Muestra filatélica o en una Exposición filatélica.

Una estampilla para ser considerada como tal, debe llevar al menos dos datos importantes: el nombre del país emisor y el valor facial. Si carece de estos dos requisitos no es una estampilla y no sirve ni para uso postal ni para uso filatélico.

El país emisor es el país o nación soberanos con la facultad para emitir estampillas, escrito en el idioma del mismo país.

Pais11970. Festival Latinoamericano de Teatro Universitario. Manizales

Pais21975. Escudo de Cúcuta

Pais31976. 50 años Club Rotario

El valor facial es el valor monetario asignado por la administración postal emisora de la estampilla y que sirve para el envío de la correspondencia. El valor facial, conocido también como valor nominal, está impreso indeleblemente en la estampilla, el entero postal o la especie filatélica que se trate. El valor facial puede ser expresado en número o en letras.

El Valor facial expresado en números, se lo hace en números arábicos más el símbolo correspondiente a la moneda que circula en el país emisor.

Valor11976. 90 años Universidad Externado de Colombia

Valor21985. Carlos Gardel

Valor31991. Arte precolombino

El Valor facial se puede expresar así mismo en letras y según ellas sirven también para el envío de la correspondencia.

Letra1 1988. Servicios especiales

Letra2 1993. Franciscanas de María Inmaculada

Los coleccionistas de estampillas

Los coleccionistas de estampillas son muy variados: hay unos que coleccionan estampillas como entretenimiento, otros lo hacen como inversión, algunos como negocio y hay otros que lo hacen por todas las razones anteriores.

Los filatelistas por entretenimiento encuentran en las estampillas una fuente inagotable de conocimientos y de cultura, pues en las estampillas viene la historia, la geografía, la fauna, la flora, el arte, el deportes, inventores, y muchos otros más de su propio país de origen o de todos los países del mundo.

Los filatelistas inversionistas son aquellos que compran estampilla que son escasas, que muestran errores, y otras piezas filatélicas de valor, que con el tiempo han subido de valor en una proporción mayor que lo que ha subido el oro en los últimos tiempos. Estos, son los que en un momento dado venden sus estampillas en subastas o por otros medios, para recoger sus utilidades acumuladas por años.

El filatelista comerciante es el que tiene las estampillas como medio de vida, es decir compra y vende estampillas como lo hace cualquier otro comerciante

Cualquiera de las razones que escoja una persona para dedicarse a vivir entre estampillas es buena, puesto que además de todo las estampillas son arte, ciencia, cultura y entretenimiento.

Escrito en Filatelia Temática de Colombia, Nociones de filatelia.


Una Respuesta

Siga la discusión, suscríbase a RSS feed para los comentarios sobre esta entrada.

  1. Alfonso Vicente Quintero comenta

    Saludo muy amistosos para todos, pregunto: ¿ en el Caribe colombiano cuáles son los comerciantes de sello?. Gracias.



Puede utilizar algo de HTML

o, responda a esta entrada via trackback.

Subscribe without commenting