Skip to content


Revista Filatelia Nº 4

Filatelia4CaratAfitecol da la bienvenida a una nueva edición de la Revista Filatelia, órgano de difusión de la Asociación para el Desarrollo de la Filatelia en Colombia (ASODEFILCO), correspondiente al Nº 4 de abril de 2010.

Este número de La Revista Filatelia está disponible, en PDF, para todos los filatelistas a partir de esta fecha en la Sección REVISTAS , la que se encuentra en la Barra Superior de Navegación de la página de Afitecol.

Por considerar de interés para los jóvenes filatelistas temáticos, Afitecol reproduce el artículo “Comerciantes y Filatelistas: una alianza fundamental” escrito por Gerardo López Jurado (glopezj@afitecol.com), Miembro de Asodefilco y Editor de la Revista Filatelia.

“El coleccionismo de estampillas, o filatelia, ha llegado a ser para personas de todas las edades, la afición más apasionante y educativa. La filatelia, a pesar de todo lo que se diga, sigue siendo una actividad muy importante. Según datos en muchos países el 90 por ciento de las emisiones filatélicas va dirigido al coleccionista en general y no al usuario de correos que va a comprar la estampilla que le garantiza que su carta será transportada al lugar establecido.
El coleccionismo de estampillas nace casi en el mismo momento que surgen las primeras estampillas. El primer coleccionista de que se tiene referencia fue el conservador del Museo Británico, E. J. Gray, quien compró los dos primeros ejemplares de su país, emitidos en 1840, con el fin de incorporarlos al Museo Filatélico junto a los que fueron apareciendo posteriormente.
Desde ese momento ya se nota el surgimiento del comercio filatélico; es decir, están los coleccionistas
de estampillas, por un lado y por otro lado los comerciantes filatelistas, que viven de esto.
La importancia de la filatelia se pone de manifiesto en muchas formas: cuando las naciones informan sobre sus emisiones y la instalación de sus museos postales; cuando los Gobiernos expiden leyes o se asocian a Instituciones Internacionales para proteger sus emisiones postales y con ellas a la filatelia; cuando se celebran Congresos y Exposiciones mundiales, regionales o nacionales a las cuales asisten los filatelistas a contemplar las colecciones de otros, o en busca de determinada pieza filatélica que les falta; cuando aparece la noticia de que se crean nuevas sociedades filatélicas, o clubes o se publican revistas especializadas u otro tipo de literatura filatélica, o la celebración de subastas públicas, para ofrecer o rematar elementos y accesorios filatélicos.
El coleccionismo de estampillas está sostenido en la actualidad en cinco ejes básicos, sin que el orden que hemos señalado tenga nada que ver con la importancia de uno sobre los demás: las administraciones postales, los coleccionistas, los comerciantes filatélicos, las asociaciones filatélicas y los medios de comunicación social. Sobre esos ejes básicos se mueve el círculo del coleccionismo de estampillas o filatelia.
Los comerciantes filatelistas son las personas que proporcionan todos los materiales y los elementos filatélicos para que el coleccionista pueda llevar a cabo su hobby. Las personas dedicadas a esta actividad son personas que llevan decenas de años viviendo en torno a las estampillas; atienden a sus clientes en sus propios almacenes o a domicilio; normalmente también son filatelistas, como es el caso de Colombia, en donde aparte de ser el vendedor, es un guía especializado en la filatelia.
En estos tiempos modernos hay otros recursos que van en auxilio del coleccionista, los sitios de compra y venta de estampillas por Internet, a través de los cuales también se pueden hacer transacciones.
A través de Internet se pueden conseguir las piezas por un precio mucho menor de lo que hubieran costado a través de un comerciante formal, pues la mayoría de los que venden por Internet generalmente no son comerciantes formales que hacen de la venta de estampillas su medio de vida.
Algunos comerciantes filatélicos, aunque conservan muchos de sus antiguos clientes, venden la mayoría se sus estampillas y otros elementos y materiales filatélicos por Internet, y según palabras de uno de ellos “actualmente el negocio ha mejorado considerablemente”.
Los comerciantes filatelistas están agrupados en la Federación Internacional de Asociaciones de Comerciantes en Filatelia (IFSDA, por sus siglas en inglés), que tiene unos objetivos muy claros en cuanto a la promoción y el mantenimiento de altos estándares de integridad personal. Pertenecen a esta Asociación, por Suramérica, la Sociedad de Comerciantes Filatélicos de la República Argentina, con 26 afiliados, 24 argentinos y 2 uruguayos, casi todos localizados en Buenos Aires, y la Associaçâo Brasileira Dos Comerciantes Filatélicos, con 28 afiliados siendo 1 correspondiente a la Argentina. Los comerciantes filatélicos colombianos no están afiliados.
Otros comerciantes filatélicos están afiliados a la Asociación de Distribuidores Filatélicos por Internet (IPDA, por sus siglas en inglés) establecido el 23 de febrero de 2002 con la intención de permitir a los coleccionistas de estampillas vender, comprar e interactuar con otros coleccionistas con la seguridad de que Internet será un lugar seguro para realizar estas actividades.”

Escrito en Noticias filatélicas.


2 Respuestas

Siga la discusión, suscríbase a RSS feed para los comentarios sobre esta entrada.

  1. Álvaro Barriga comenta

    Estimado don Gerardo
    Acertadísimo escrito suyo, calurosas felicitaciones.
    Un fraternal saludo,
    Álvaro Barriga

  2. Dr. Ángel Barragán. comenta

    Estimado amigo:
    Como es ya costumbre, su información, extraordinariamente satisfactoria, útil, amena…
    Enhorabuena.
    drabda.



Puede utilizar algo de HTML

o, responda a esta entrada via trackback.

Subscribe without commenting